Psicología

Psicología

Evolución de la psicología

En el psicoanálisis no sólo es la narración del paciente, sino lo que desea y la forma como se representan estos deseos en la vida. El psicoanálisis más que una construcción, es un desanudar o deshilvanar.

Para el psicoanálisis la sexualidad es muy importante debido a que:

  • La sexualidad humana tiene ausencia de esto, es decir, la excitación no depende del ciclo menstrual.
  • La sexualidad humana se independiza de la reproducción.
  • Los humanos son obsesivos frente al sexo.
  • La sexualidad humana se puede desplazar a otros objetos y convertirse en una perversión.

Regulaciones simbólicas de la sexualidad:

La sexualidad es causa de trastornos y raíz de problemas.

Para Andre Green la sexualidad es una zona más del mundo interno. El sexo es aún tabú y genera contradicciones en la educación de los niños: “se quiere que aprendan todo, pero no de sexualidad”. La sexualidad perturba la organización del Yo, el sentido de poseer una identidad coherente. Aspectos no genitales de la sexualidad infantil, continúan en la sexualidad de adultos. El Abuso infantil: no sólo representa un trauma, es un sentimiento de confusión y traición que despierta en el niño.

Complejo de Edipo (querer vs. Ser querido), más que un estado es un proceso. Es una actitud emocional hacia uno de sus padres. El complejo se debe resolver de la mejor forma, ya que es singular e idiosincrásico de cada uno. Vivir con una rivalidad interna contra su padre (complejo de Edipo) lo lleva a una inmadurez y soledad. El amor y la sensualidad reconocida en uno mismo nos ayuda a salir adelante.

Para Melanie Klein la situación edípica surge desde temprana edad. El psicoanálisis, ve el efecto de estas actitudes emocionales en el individuo. Por lo que reconocer la situación edipica, significa aceptar por parte del bebé que él no es el único. Debe por lo tanto, aceptar un tiempo anterior a su existencia y un encuentro sexual que le dio origen.

Para Freud las teorías infantiles son importantes para el desarrollo, y nuestros órganos sexuales no sólo cumplen una función sexual, sino también de preservación del Yo. ERNEST JONES señala que los órganos sexuales tienen múltiples niveles de significado: placer, integridad, narcisismo, vínculo con el ser amado, potencia de procreación futura.

Para establecer la identidad, se consideran procesos como la envidia del pene y el complejo de castración los que contribuyen a lograrla. El complejo de castración debe concluir cuando se toma conciencia de que el objeto perdido es imaginario. Se acepta la perdida y se transforma en ventaja en el futuro. Cuando la envidia del pene no se supera surgen sensaciones de no ser amada (o) por el padre, de pérdida de algo en la vida, de daño físico. En algunos casos se habla de envidia del útero, pero no tiene buen sustento.

Fuente: http://www.monografias.com/trabajos88/historia-psicologia-y-sus-ramas/historia-psicologia-y-sus-ramas.shtml

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s